Testimonios Segundo nivel de Yoga de la Voz®

Para mí el segundo nivel de Yoga de la Voz fue un impulso y un sostén en mi proceso creativo. Y más allá de recibir los recursos y de sentirme acompañada, siento que fue una iniciación para una nueva relación con mi creatividad y con mi voz.  

Me sirvió para llegar a lugares más profundos de mi expresión a la vez que recibía valiosas herramientas para desarrollar y enfocar mi trabajo creativo. Es un curso muy potente y rico en la medida en que nos movemos en distintos planos de creación – abre espacio para el trabajo sensorial, técnico, expresivo, estratégico, ritual – entre otros. 

Inés es una maestra en crear los grupos y los espacios de contención que potencian la relación con nuestras voces y con lo que deseamos crear y manifestar en nuestras vidas. Como artista y como arteterapeuta sé que es esencial sentirnos sostenidos y recibidos en nuestra expresión y, en los talleres de Inés, lo sentí como en ninguno otro espacio

 

Vera Paulino

Mi experiencia del segundo nivel de Yoga de la voz ha sido realmente profunda y transformadora.

El viaje hacia dentro que consigues durante todo el proceso y que te conduce directamente hacia tu autentica creatividad es, sin duda, uno de los más necesarios y gozosos que recomiendo poder tener a cualquier persona que se adentre en el maravilloso mundo del reconocimiento de la propia voz. Que es en definitiva la propia vibración, la propia energía… el viaje hacia uno mismo.

 

La maravilla de irse reconociendo también en las demás voces, sintiendo como tu propio crecimiento enriquece a los demás y como sus experiencias te nutren y guían como espejos de tu propio camino, es uno de los mayores regalos escondidos del curso.

 

Y por supuesto la mano amiga de Inés, que está ahí en todo momento, sosteniendo amorosamente la energía de tod@s en todo momento, sabiéndonos transmitir su fascinación por el misterio de la vida. 

 

Un regalo para el alma

Sandra Orús

"No puedo hablar del segundo nivel de yoga de la voz como algo acabado. Es algo que sigue accionando en mí, como los engranajes que se pusieron en movimiento, con una energía tan exquisita y una fuerza tan bien dirigida, que dos meses después, tiene la capacidad de seguir presente, día a día, construyendo la realidad, soñada, tejida y creada durante el taller.

 

Tocando todos los aspectos del proceso creativo; sentidos, pasión, mente dirigida, palabra creadora y construcción, se consigue lo que estuviste años queriendo alcanzar, años de tiras y aflojas, de claridades y desorientaciones, y ves tú creación tomar una forma concreta, completa, posible.

La flecha dirigida al universo de Inés, contagia tu propia flecha y tu propio universo. El cuidado exquisito que se te invita a tener con tu propósito, te abre a un compromiso y una responsabilidad sin tantas cargas, pues también se invita a soltar aquello que está entorpeciendo tu marcha. 

Porque en mi lugar de poder, yo tengo el poder. 

Mima Díaz

Síguenos
  • Facebook - Gris Círculo
  • Instagram - Gris Círculo